¡Feliz día de Batman!

¡Feliz día de Batman!

Pues sí, hoy es el día de Batman (bueno, ya casi la noche, pero Batman es más bien un animal nocturno, así que seguimos en tiempos) y para celebrarlo me puse a hacer la manualidad relacionada con Batman más fácil y rápida que pude encontrar. Porque no venía el día de Batman marcado en mi calendario y me cogió un poco desprevenida, no os voy a engañar.

En realidad no tenía pensado hacer nada hoy, pero buscando cosas en Ravelry para hacer luego (yo en Ravelry y en Netflix paso más tiendo añadiendo cosas a listas que haciendo/viendo) encontré este patrón y me animé a hacerlo. La autora explica que lo diseñó para crochet tunecino, pero que también se está usando para hacer a punto. Pero yo estaba hoy en plan rápido y lo hice con cuentas de Hama.

Si no te suena lo de las cuentas de Hama a lo mejor las conoces como cuentas Perler, los dos son nombres comerciales pero son básicamente lo mismo. Son esas cuentas de plástico que se planchan para que las cuentas se fundan y los dibujos queden en una sola pieza. Para hacer dibujos con estas cuentas necesitas las cuentas, la estructura sobre la que vas a colocar las cuentas, papel de horno para cubrir el diseño al planchar y una plancha. También ayuda tener unas pinzas para colocar las piezas.

Herramientas para Hama

Las cuentas que utilicé hoy son de varios sitios: las amarillas y negras de la foto son de IKEA, las grises son Hama y las transparentes son… son marca… bueno, son de una marca cualquiera de un bazar chino. Que es muy cutre, sí, pero es lo que hay.

Las bases que utilicé son las de IKEA, pero las suelen vender sueltas en los mismos sitios donde venden las cuentas. Venden dos tipos: las que distribuyen las cuentas como si fuera una cuadrícula, como las de la foto, y las que tienen formas “en redondo” (o de corazón, por lo que sea). Dependiendo del diseño necesitarás una u otra.

En este caso necesitaba una base de las “normales”, así que cogí el diseño y las herramientas y me puse manos a la obra. Primero empecé con el dibujo de fuera en amarillo:

Y después rellené la parte interior de negro.

Este primer diseño es el “original”, el logo de Batman de toda la vida, el que lleva en el pecho y el que es como la batseñal. Pero ya que estaba con el patrón, y la plancha la iba a tener que sacar igual, decidí probar con otras combinaciones.

La siguiente combinación pretende ser un logo de Batgirl. No tengo muy claro si Batgirl tiene un logo oficial, pero lo que sí suele coincidir es que tiene el símbolo del murciélago en amarillo sobre el traje, no como Batman, que lo tiene en negro en un fondo amarillo. En los últimos cómics el traje de Batgirl es tirando a violeta, aunque otro tono distinto del violeta de la Batgirl de la serie de los 60. También tuvo una época de traje negro. Pero como yo no tenía ninguno de los dos colores violeta y lo de invertir el amarillo y el negro me parecía un poco soso, escogí el gris, porque en los primeros cómics el traje es gris, como el de Batman.

Este es el único de los diseños en el que mezclé cuentas de distintos tipos (las amarillas de IKEA y las grises de Hama) y se puede ver en la foto que son de distinto grosor. Pensaba que iba a quedar raro al fundirse pero la verdad es que no se nota.

El último dibujo está hecho con las cuentas menos glamurosas, las del bazar chino, pero lo mola todo porque brilla en la oscuridad. Como lo oís. Las cuentas transparentes del dibujo exterior BRILLAN EN LA OSCURIDAD. Si no os parce super impactante es porque aún no sabéis lo que mola tener en la mano una señal de Batman que brilla en la oscuridad y que hiciste una tarde tonta con un plástico chino y una plancha. No consigo sacar foto del brillo en la oscuridad así que vais a tener que fiaros de mi palabra.

Los diseños los hice con las cuentas grandes, no las mini, y aún así no es demasiado grande. Si los hubiera hecho con las cuentas pequeñas podría haberlos convertido en un broche, pero con el tamaño que tienen me debato entre convertirlos en imán o en un adorno para el árbol de Navidad. El único inconveniente es que el árbol lo decoramos con adornos de Star Wars y es mucho mezclar. Problemas del primer mundo, lo sé. También se puede usar como adorno de Halloween, porque al fin y al cabo son murciélagos y porque justo el libro de Batman que estoy leyendo ahora se llama The Long Halloween y si eso no lo legitima como tema halloweeniano no sé qué lo hará.

Leave a Reply